A los niños les vuelven locos los cumpleaños, ya que les encanta recibir tarjetas, abrir regalos, soplar velas y obtener muchas chucherías, así que no puede faltar una fiesta con otros niños. Organizar una fiesta en casa es una pasada, pero hay que tener en cuenta muchos aspectos. Si quieres que el cumpleaños de tu pequeño/a vaya sobre ruedas, nuestros 8 consejos te resultarán muy útiles.

1. La preparación lo es todo.

Una mujer o un hombre preparado vale por dos. Por eso, lo mejor es empezar a planearlo todo con unas semanas de antelación. Elegir el día, la hora y la duración de la fiesta, hacer una lista de los invitados, decidir si la fiesta se hace en casa o en otro sitio, etc. Todas estas son decisiones que se deben tomar con mucha antelación. El mismo día de la fiesta, tómate el tiempo suficiente para los preparativos y para que todo esté listo antes de que empiece, ya que cuando la cuadrilla esté en casa, no podrás encargarte de casi nada. Tener un plan seguro que te ayudará.

2. Las fiestas temáticas están de moda

Organizar una fiesta infantil es mucho más fácil si eliges una temática para la fiesta. Así podrás combinar perfectamente todas las decoraciones, los juegos y las invitaciones y todo quedará genial. ¡La fiesta de cumpleaños de tu hijo/a será absolutamente inolvidable!
Deja que tu hijo/a piense contigo. Al fin y al cabo, es su cumpleaños.

3. Da rienda suelta a tu creatividad en las invitaciones

Puedes enviar un mensaje a los padres por SMS o por correo electrónico, aunque una invitación real con un guiño a la temática de la fiesta o una invitación personalizada es mucho más divertida y original. Elige una invitación junto con tu hijo/a y añade tu propio texto y, si quieres, una foto para darle un toque más personal. No dudes en echar un vistazo a nuestros diseños de tarjetas de cumpleaños  y personalízalas como más te guste.

4. La tarta es la reina de la fiesta,

Así que no puede faltar en cualquier cumpleaños. Si quieres que el cumpleaños sea una auténtica pasada, puedes encargar tartas con diferentes temas. Eso sí, ten en cuenta que estas tartas suelen ser bastante caras. Si se te da bien el horno, puedes hacer tu propia tarta y puedes dejar que el cumpleañero o la cumpleañera la decore contigo. Adáptate a lo que quieran los niños. Una tarta con velas es lo típico para los cumpleaños, pero a los niños no suelen gustarles demasiado las tartas con crema de mantequilla o nata montada, así que puedes elegir algo más sencillo, como una tarta de vainilla, cupcakes o brownies.

5. Mantén a la cuadrilla ocupada.

A los niños hay que tenerlos entretenidos, es lo que hay. Pueden jugar ellos solos, pero solo durante ratos sueltos. Si no la fiesta se habrá vuelto un caos antes de que te des cuenta. Piensa en diferentes actividades y planifícalas también de antemano. Pueden ser actividades manuales, decorar cupcakes, buscar tesoros… Elige 2 o 3. Entre estas actividades y el tiempo que los niños pasen jugando solos, abriendo regalos y comiéndose la tarta, la tarde habrá acabado.

6. ¿Quieres pedir ayuda? ¡Hazlo!

Tener a una cuadrilla de niños dando gritos en casa no es una tarea fácil. Asegúrate de no estar solo/a. Para los niños siempre es estupendo si ambos padres pueden estar presentes, pero también puedes pedírselo a los abuelos o a un amigo/a. Además, después de la fiesta podrás desahogarte con un vaso de vino.

7. No te olvides de un pequeño obsequio de agradecimiento.

Al final de la tarde, puedes hacer un pequeño regalo a los niños para que se lo lleven a casa. Puede ser una bolsita con chucherías y un detalle como un soplador de burbujas, minilápices de colores, unas canicas, un silbato, etc. o elegir un recuerdo original y sostenible, como un imán de bambú. Haz una foto bonita de toda la cuadrilla, imprímela en casa y pega la foto en el imán. Puedes estar seguro/a de que colgarán este recuerdo en la nevera o en una pizarra magnética.

8. Después, haz un libro de fotos como recuerdo.

¡Haz muchas fotos! Del cumpleañero/a solo/a y de sus amigos y amigas. Así podrás compartirlas con los padres de los niños y también verán todo lo que has hecho, ya que los niños normalmente solo cuentan una parte. No dejes que las fotos se queden en tu smartphone, haz un bonito álbum de fotos  en línea. Ponte manos a la obra y elige entre diferentes diseños listos para utilizar, o sé creativo/a y añade texto y detalles decorativos.

Leave a Reply

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly. Update my browser now

×